Programa PADI

Programa PADI

Desde la aparición de los dientes de leche son importantes las visitas de los niños al dentista por varias razones:

  • Para que el niño se vaya familiarizando con el dentista y la clínica y vaya aprendiendo la importancia de mantener la salud de la boca.
  • Prevenir y tratar las caries tanto en dientes temporales como definitivos.
  • Detectar posibles hábitos del niño/a que puedan ser perjudiciales para la correcta salida de los dientes y el crecimiento facial, como puede ser al respirar, tragar los alimentos, morderse las uñas, etc.
  • Supervisar el recambio correcto de los dientes definitivos.

Por todas estas razones, las visitas desde pequeños nos ayudan a prevenir futuros problemas y si ya están presentes, poderlos solucionar de forma más sencilla.

En la Clínica Dental Galmés trabajamos con el Programa PADI (Programa de Atención Dental Infantil) desde hace años que tiene el objetivo de preservar la salud bucodental de los más pequeños de la familia. Los tratamientos más habituales quedan incluidos dentro del sistema sanitario público para los niños de entre 6 y 15 años. Si necesitas más información puedes llamarnos para resolver las dudas que tengas pero aquí te explicamos algunas de las preguntas más frecuentes.

¿Qué servicios y tratamientos incluye?

El PADI incluye, de manera gratuita: una revisión anual, sellado de fisuras, obturaciones de caries, endodoncias, entre otros, en dentición definitiva. No incluye el tratamiento conservador de los dientes de leche (dentición temporal), ni el tratamiento de ortodoncia.

¿Cuál es la dentición de los niños?

La dentición temporal, primaria o de leche, empieza a erupcionar sobre los 6-8 meses de edad, y permanecerá en la boca hasta al menos los 6 años, cuando comienza el cambio en la dentición definitiva. La dentición temporal consta de 20 dientes. En cada arcada (superior o inferior) encontramos: 2 incisivos centrales superiores e inferiores, 2 incisivos laterales superiores e inferiores, 2 caninos superiores e inferiores y 4 molares superiores e inferiores.

Prevenir, mejor que curar:

Para mantener una boca sana, siga estas recomendaciones:

· Limpiar dientes y encías con regularidad, especialmente después de las comidas y, sobre todo, antes de irse a dormir.

· No abusar de los alimentos y de las bebidas que contengan azúcar.

· Realizar una visita regular al dentista.